Se realizarán en la Península de Yucatán, quemas experimentales para desarrollar estrategias de prevención y manejo del fuego

Los incendios forestales son una de las principales causas de pérdida del hábitat del jaguar y otras especies. Según datos de la Conafor, el 50% de los incendios forestales en vegetación de árboles maduros en el país, ocurren en la Península de Yucatán.

A partir del próximo año, se realizarán en la región, quemas experimentales para el desarrollo de estrategias para la prevención y manejo de incendios forestales como parte del proyecto “Caracterización y Clasificación de Combustibles para Generar y Validar Modelos de Combustibles Forestales para México” que financia Conafor-Conacyt y coordina el Dr. Diego Pérez Salicrup, investigador del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Baliza de referencia, herramienta que se utiliza para evaluar el crecimiento del combustible en un periodo de tiempo determinado. Sabana, ubicada en la zona de influencia del Área de Conservación El Zapotal, municipio de Tizimín. Foto: Alfredo Alvarado.

“Las quemas experimentales son eventos de fuego que se hacen con la intención de conocer el comportamiento y ambiente del fuego bajo condiciones específicas, así como para generar información para brindar certeza a la hora de hacer prescripciones -quemas con un objetivo preestablecido- y capacitar mejor a los combatientes como a los manejadores de recursos naturales” comentó Pérez Salicrup.

Durante su visita, el investigador, acompañado de los M. en C. Gabriel Mata Flores y Tania Salgado Portano, responsables del Programa de Manejo del Fuego de Pronatura Península de Yucatán, A. C. y el Tec. Filigonio May Pat del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) realizaron un recorrido por la zona de influencia en el área de El Zapotal,  -sitio de conservación privada en el municipio de Tizimín- y el ejido San Agustín en el municipio de Tekax, -colindante con la Reserva Biocultural Kaxil Kiuic-, con el objetivo de calcular la viabilidad para las quemas experimentales.


Terrenos que fueron visitados por el equipo de trabajo para verificar la viabilidad para las quemas experimentales. San Agustín, municipio de Tekax. Foto: Claudia Novelo.

“Vamos a ver cuáles son los elementos que nos permiten seleccionar y trabajar los sitios, incorporando por supuesto las cuestiones logísticas -que son muy importantes- pues hay que planificar con mucho cuidado, cuánta gente participa y cómo se manejaría la infraestructura en coordinación con la Conafor” puntualizó. 

Equipo de trabajo evaluando la zona. San Agustín, municipio de Tekax. Foto: Claudia Novelo.

El proyecto pretende generar una base de datos de comportamiento de fuego y modelos de combustibles, así como un mapa de riesgos de incendios forestales para todo el país que se presentará en el 2018.


CNA / PRONATURA PENÍNSULA DE YUCATÁN, A. C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario