Efectos de la infraestructura sobre la biodiversidad y sus procesos ecológicos asociados.

El desarrollo de infraestructura carretera es considerado uno de los pilares del crecimiento nacional y regional por los beneficios que proporciona a la sociedad. Sin embargo, la poca solidez técnica del componente ambiental en algunos proyectos de desarrollo de infraestructura carretera, aunado al poco o nulo seguimiento y verificación del cumplimiento de las condicionantes previstas en las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA’s), originan impactos negativos importantes sobre la biodiversidad y sus servicios ecológicos asociados, de los cuales se sustentan otras actividades económicas.


Una vía de comunicación mal planificada entre más ancha es más impacto tiene sobre la fragmentación de hábitat, así como en la alteración del flujo natural de escurrimientos de agua.
Una buena planificación en la construcción permite incluir obras que minimicen el impacto negativo en el flujo de fauna y del agua.

Por ejemplo la fragmentación de hábitat origina un efecto de barrera, el cual provoca aislamiento para muchas especies, modifica patrones reproductivos, la estructura y dinámica de la población, además de alterar los procesos hidrológicos.

El impacto más visible sobre la fauna es el atropellamiento de individuos. Mono araña, cabeza de viejo, zorrita y ocelote atropellados en la región de Calakmul.

Las vías de comunicación y otras obras de infraestructura deben ser planificadas, construidas y operadas de forma que hábitats críticos para la biodiversidad mantengan y mejoran su integridad ecológica. Las carreteras mal planificadas son una de las principales amenazas para la sobrevivencia de varias especies como el jaguar.

Mantener la conectividad del hábitat de especies en peligro de extinción como el pecarí de labios blancos, el tapir y el majestuoso jaguar, es crítico para su sobrevivencia. Calakmul es una de las pocas esperanzas para la sobrevivencia de estas especies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario