Aviturismo

El aviturismo, también llamado turismo de observación de aves es una de las principales actividades del segmento de turismo de naturaleza que se realiza en el mundo por personas que buscan conocer, observar  e identificar aves silvestres en sus hábitats naturales, lo que permite un continuo contacto con la naturaleza.

Los flamencos con su colorido plumaje son el principal atractivo para visitar la Reserva de la Biosfera Ría Celestún, Yucatán, así como de otros humedales del norte de Yucatán, lo cual beneficia a muchas familias y sectores asociados al turismo. Foto M. Andrade.

El aviturismo es una actividad muy popular en países como Inglaterra  y Estados Unidos, lo cual ha fomentado una actividad económica valorizada anualmente en miles de millones de dólares. En México, y en particular la Península de Yucatán esta actividad está ganando cada vez más aficionados gracias al trabajo y apoyo constante de diferentes organizaciones.

Los  observadores de aves o “Pajareros”  -en inglés “Birdwatchers”-. La observación de aves es el hecho de observar la diversidad de especies de un área determinada, usualmente con binoculares, telescopios o cámaras, y llevar una lista de conteo de las especies observadas. Los pajareros van desde personas que viajan estrictamente para observar aves, hasta aficionados que combinan otro tipo de actividades de turismo de naturaleza. Foto: M. Andrade.


El Festival de las Aves Toh (www.festivalavesyucatan.com), ha sido una plataforma de actividades que ha contribuido a promover el aviturismo por 13 años ininterrumpidos en Yucatán, gracias al esfuerzo de diferentes organizaciones. La Tour Operadora Fronteras de Ecoturismo, y su director David Salas, son miembros del Comité Organizador y se encargan de realizar tour de observación de aves. Durante 2014 contribuyó con 7 tours. Fotos: M. Andrade H. (superior) y E. Solis (inferior).

Pajareros” aficionados y ornitólogos que se apasionan por conocer más sobre las aves observan y esperan pacientemente para avistar las aves, disfrutar su colorido plumaje o sus melodiosos cantos. Club de Aves de Yucatán (Yucatan bird club), impulsado por las pajareras Cherie Pitillo y Bev Scott. Foto: M. Andrade., en Ciénegas y Manglares del Norte de Yucatán.

En la Península de Yucatán, actualmente existen grupos de “pajareros” integrados en diferentes clubs. A principio de año el Yucatan Jay Birders Club organizo una salida para observación de aves en el Municipio de Valladolid. Aproximadamente 40 personas disfrutaron de la observación de las aves, en compañía de amigos o familia en algunas haciendas ubicadas en los alrededores del Municipio. Foto: M. Andrade.

Un pilar fundamental para el aviturismo son los guías locales capacitados. Pronatura lleva más de una década contribuyen a la capacitación de guías, proceso en el cual los guías con más experiencia y conocimientos como Victor Marin, ahora participan como instructores de nuevos guías. Foto: A. Silveira, curso de capacitación en Calakmul Campeche.

Actualmente existen diferentes iniciativas que fomentan la fotografía de aves como el cursos “Unidos por las Aves”, en el marco del Festival de las Aves Toh, el cual lleva 13 ediciones, motivado tours de fotografía de aves. La diversidad y accesibilidad de las cámaras fotográficas, promueve que haya cada vez más fotógrafos aficionados, así como fotógrafos profesionales que se apasionan por la fotografía de aves (Fotógrafo profesional Iván Gabaldon creador de RIDE INTO BIRDLAND). Foto: M. Andrade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario