Mar, arena, sol…. y basura

Agua, sol y arena son los ingredientes que casi todo el mundo desea tener en sus vacaciones de verano por lo que miles de personas se desplazan a la costa para disfrutar de un horizonte que relaja, un colorido atardecer, o simplemente disfrutar de la frescura del agua.
Estos y más beneficios nos brinda la playa sin embargo en reciprocidad muchos vacacionistas deja todo tipo de basura en la playa y en la duna costera.


 La belleza escénica de las playas es un servicio ambiental que nos brinda la naturaleza. 

Las botellas de platico de bebidas y empaques de comida representan entre el 60 y 80% de basura que podemos ver en las playas y duna costera, lo cual se incrementa más durante el periodo vacacional deteriorando el paisaje, se vuelve una amenaza a la salud pública y para la fauna silvestre. 


Mientras algunas plantas de la duna costera nos brindan un refugio y resguardo ante los rayos del sol, los visitantes dejan su basura contribuyendo a la proliferación de fauna nociva sí como un problema para la fauna silvestre como las tortugas marinas y avesFotos: M. Andrade H

Todos somos responsables y todos podemos ayudar:

En la playa, coloca los residuos en botes o contenedores adecuados, o lleva los residuos a tu casa y colócalos en un lugar apropiado.
Si estás en una embarcación, no arrojes los residuos al mar, guarda y asegura apropiadamente toda la basura dentro de la embarcación de manera que no puedan ser arrastrados al mar por el viento o por el agua; al desembarcar lleva los residuos contigo y deposítalos en un lugar apropiado.
Reduce, reúsa, recicla. Prefiere artículos reutilizables, usa menos bolsas plásticas y envases desechables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario