La polinización y su importancia para el bienestar de la sociedad

Las mariposas conforman uno de los grupos de insectos que realizan
 el proceso de polinización. Foto: M. Andrade H.


La polinización es el proceso mediante el cual el polen viaja desde una flor que lo produce, a otra flor de su misma especie, en principio, que lo recibe. La polinización es un servicio ambiental que recibimos de la naturaleza y el cual es vital para la vida silvestre y es de gran importancia para nuestra seguridad alimentaria.






Los  agentes encargados de transportar el polen de unas flores a otras son tres: el viento, el agua y los animales (en este último caso, se denomina  polinización biótica). En el caso de los animales pueden ser insectos tales como: escarabajos, hormigas, abejas, mariposas, moscas, palomillas; por aves y algunos murciélagos. 

White-bellied Emerald / Colibrí candido / Amazilia candida
Foto: M. Andrade H.

Foto: M. Andrade H.

La fauna silvestre provee un servicio que vincula directamente a los ecosistemas naturales con los sistemas de producción agrícola demostrando porque la conservación de la biodiversidad es la base del bienestar humano.

Hooded Oriole / Bolsero encapuchado /Icterus cucullatus
Foto: M. Andrade H.

Alrededor del 90% de las 250,000 especies de plantas con flores dependen de los animales para su polinización y 1/3 de los alimentos consumidos por los humanos dependen directa o  indirectamente de la polinización animal (Fuente: Sosenski  P. y C. Domínguez).

Aproximadamente el 97% de las especies de orquídeas necesitan de un polinizador para
que se lleve a cabo la transferencia de los granos de polen de una planta a otra.
Foto: M. Andrade H.

Foto: M. Andrade H.

La destrucción y fragmentación del hábitat afecta negativamente el hábitat de los polinizadores. Pronatura trabaja para contribuir a que todos aquellos beneficios que obtenemos de la naturaleza sigan siendo fuente primaria de bienes y servicios para la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario