Cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii)

Cocodrilo de pantano (C. moreletii) de la Casa del Cocodrilo
"Wotoch Aayin" en Isla Arena, Campeche, México.
Fotografía de M. Andrade
Durante el siglo XX las poblaciones de cocodrilo de pantano en México disminuyeron drásticamente debido a la cacería y el comercio no regulado de sus pieles. En consecuencia, el gobierno mexicano decidió prohibir totalmente la caza y aprovechamiento de la especie en 1970.

Las conclusiones derivadas del estudio denominado “Determinación del estado de las poblaciones silvestres del cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) en México y evaluación de su estatus en la CITES” (Proyecto CoPan) (CONABIO 2002, 2003 y 2004), concluyeron que las poblaciones del cocodrilo de pantano se ha recuperado significativamente. Asimismo, otros estudios han concluido que los pronósticos para la sobrevivencia de la población son positivos a largo plazo con las actuales acciones de conservación y recuperación, y que la especie ya no se encuentra en peligro de extinción ni amenazada (Sánchez and Álvarez-Romero, 2006). La reclasificación del cocodrilo de pantano en una categoría acorde con el estado de sus poblaciones, permitirá sustentar programas de conservación, reproducción y cría en cautiverio que promueva el aprovechamiento de la especie.

Juvenil de cocodrilo de pantano (C. moreletii) eclosionado en cautiverio
en la Casa del Cocodrilo "Wotoch Aayin" en Isla Arena, Campeche, México.
Fotografía de M. Andrade.
Un ejemplo del aprovechamiento sustentable del Cocodrilo de pantano Wotoch Aayin (La casa del cocodrilo) ubicado en la comunidad de Isla Arena Campeche, que tras 5 años de trabajo constante de sus fundadores Carlos Rivero León  y su esposa Caridad Gómez Gómez, lograron desarrollar un proyecto que incluye tres componentes: conservación, educación y aprovechamiento sustentable del cocodrilo de pantano.

Sendero de mangle en la Casa del Codrilo
en Isla Arena, Campeche, México.
Fotografía de M. Andrade.
En la granja podrás conocer sobre la importancia del cocodrilo de pantano, observarlos y tocarlos de una manera segura. Adicionalmente los recorridos que ofrecen en el sendero de mangle son educativos e ilustrativos sobre la importancia del manglar. Don Carlos es realmente un educador ambiental quien contagia su energía positiva y comparte sus conocimiento sobre los humedales y uno de sus habitantes, el cocodrilo de pantano. También podrás disfrutar de una rica comida que ofrecen en el restaurante.


Don Carlos Rivero, fundador de la granja,
sostiene un juvenil de cocodrilo de pantano.
Fotografía de M. Andrade.


Si quieres conocer más sobre el cocodrilo de pantano y tener una experiencia diferente visita Wotoch Aayin (La casa del cocodrilo) con tu visita estarás apoyando proyectos que promueven la conservación y aprovechamiento sustentable de especies como el cocodrilo de pantano. Gente amable y cálida te estará esperando. Para mayor información visita: www.wotochaayin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario